Octubre


La ciudad te convoca

con toda la garganta

yo te llamo deseo

y vienes siempre con los brazos abiertos

la ropa teñida de anhelos

el rostro florido y terso

como un carro de desfile

las manos de perfume henchidas

un lindo y pasajero aroma

sin la furia del ayer

hasta los ojos me chorrean
2 comentarios

Entradas populares