Renacer uno


hacerte olvidar el mundo
escuchar tu rugido
de nuestras risas reir ríos
contemplar tus océanos
tu miedo agazapado aspirar
cataclismos del tamaño de un escalpelo
serán destellos tus preoculminaciones
habrán globos de óleo salpicantes
resollar duraznos en tu espaldar
cinturar tu abrazo
brocas de fuego fueron mis dedos
manos y manos es nuestra boca
desnudarnos anudarnos darnos
nuestro eco tiene pliegues cortisolados
corporizar estrechamientos tu piel mi piel nuestra piélula
conservamos páginas de intrepideces
tu entrepierna tu sudor lamer
beber tu aliento roca de arroyo
relampaguearte provocaciones en todos lados
cabalgar la cama a deshoras
placernos frotantes hojarasca
arrullo de panales viejos
chascas este ovillo que soy
la mortaja de un cadáver de paja
cardumen loco se agita en mi mirada
desbridémonos los futuros impuestos
hacerte olvidarme del mundo
sintiempados viajarnos espirales
fracturaráse museolvidadísimo de los errores
ojos cerrados con estrellas adentro
olor a cascos de caballos sin destino amanecernos
cometa líquido con órbita incierta entre tus piernas
saborearte besarte estremecerte
latir explotar
gemirrabiar quedar en blanco
muescarnos
sofoca sofoca sofoca
estalla el vientraventurado
los mosaicos del otoño fracasan
espejos marmóreos pigmentarnos
sombraciones indistinguibles somos
arder tú yo arder nosotros
renacer uno


Publicar un comentario

Entradas populares