Septiembre



Un estremecimiento

antes del amanecer

prosigue hasta después que el sol se oculta

es el hambre

la cruda vida cotidiana

el pedazo de tiempo descuartizado

lo inminente del ahora

y cómo afrontarlo

cómo quitarle su antifaz de lentejuelas

sin dejar de mirarle a los ojos

algo así como una proeza

un acto de heroísmo tardío

pero siempre la duda al desnudo

el hastío encajado en la piel

una serpiente en la bolsa

un cachorro de tiranosaurio

al acecho de lo espontáneo

como si todo fuera a derrumbarse

salen los recuerdos despavoridos

y queda el edificio de lo brutal

erguido sin arquitrabes

los ventanales abiertos

con músculos de acero inoxidable

y así pasan los días secos

aplastantes                                      marmóreos

sin azúcar

pura hiel caliente

y ya lo venidero no se vislumbra

es un espejismo gris

con cara de viejo arrugado

sin brazos                           sin piernas

sin momentos de solaz

riendo a carcajada abierta

como de hiena burlesca

Publicar un comentario

Entradas populares