No más DRM



Aunque me fastidian los días-mundiales-de-lo-que-se-te-ocurra, hoy me uno al Día contra la DRM porque estoy convencido que la cultura libre puede transformar a nuestra humanidad por medio de propuestas solidarias. Para los que no están muy convencidos, retomo las palabras de Cheryl Foong en su artículo Sharing with Creative Commons: a business model for content creators (2010) acerca del concepto de permission marketing:

" [La demanda de cultura] no es artificialmente creada mediante la imposición legal de escasez sobre la obra por ejecutar los derechos exclusivos del creador bajo la ley de derechos de autor (que en esta era digital no parece ser muy efectiva). En cambio, es una demanda por algo verdaderamente escaso: el creador (y la conexión con el creador que la gente siente por disfrutar la obra del creador). En otras palabras, el creador es el producto. La obra personifica al autor, pero la obra nunca puede substituir la fuente. Quizás puede ser descrita como una teoría económica alternativa al copyright, una basada en una relación consensuada entre el autor y la gente que aprecia su obra".

(Todo esto no deja de tener algo de teológico que me asusta).
Publicar un comentario

Entradas populares