Julio


Tierra madura
para vivir la muerte sin reservas
tierra llana
después de trafagar en la locura
atropelladamente
será el acabóse verdadero
el hogar de la náusea
un retorno a lo siempre presente
desde lo antiguo hacia acá
estratos de esquemas a olvidar
sepultura de tormentos largos
revocación
todo se reduce a dejarse caer
cerrar los brazos por fin
hacerse chiquito de a poco
dar la cara al abismo
y arrojarla
como una piedra al precipicio
verla perderse en la distancia
cuesta abajo
se cierran los ojos ante lo siempre mirado
unas botas de acero detienen su andar
y todo se detiene como a verlo a uno
a mofarse
pero ya ni siquiera importa
todo se aleja
tan lento como vino
en susurros casi inadvertidos
Publicar un comentario

Entradas populares