Latiendo sobre la tierrra



Estos pies se deshacen

como el polvo

han hollado la aurora

una y otra vez

caminan llevados por los vientos

hacia ninguna parte

si con suerte calzados

con unos zapatos roídos

pero casi siempre desnudos

latiendo sobre la tierra

empujados por la inercia

de andar en la podredumbre

dejan su olor rancio

sobre las aceras

su esencia la impregnan

en cada palmo de asfalto

antes de caer extenuados

sobre un prado verde y tranquilo
Publicar un comentario

Entradas populares