Sin semillas de pasión



Ojos cercados por un discurrir oleoso

de hastío y pena

entre peñascos de miseria

el mundo se antoja una fiesta

a la cual nadie me invitó

la mirada se desliza hacia la esquina

más apartada del mundo

a tientas entre cuchillas solemnes

goteando un rastro de sangre

sin semillas de pasión

se aparta de mi visión toda ternura

crece la noche desastrosa desmesurada

colisionan murciélagos ensordecidos

se agitan las varas pelonas de hojas

y todo es un espectáculo

que solo se contempla a sí mismo
Publicar un comentario

Entradas populares