Alguna vez


(2005)



Mirada Felina.

Par de ojos ovalados

de romboidal pupila

Mujer triste en los tejados,

contando las estrellas una a una

sintiendo los latidos de la Luna

en su mazmorra

Vives la locura

de subir

las escaleras arriba,

y herir,

con expresión corrosiva

de grito ultratumba,

la noche nocturna.

En el quieto jardín

las hojas que se derrumban

son muy nocivas

para algunos muertos

que no descansan en paz.

¿qué no me ves

aquí también?

Publicar un comentario

Entradas populares